Peronismo y redes sociales

Desde que los medios de comunicación comenzaron a informar sobre la influencia de las redes sociales en la campaña que llevó a Barack Obama a la presidencia de los Estados Unidos, los analistas políticos y hacedores de campañas comenzaron a darle un lugar preponderante en sus planes de comunicación.
Es cierto que Facebook incidió en la campaña presidencial de 2015 en nuestro país, y en varios otros. Por eso los dueños de la empresa a cargo de manejar los datos personales ingresados en esa red, y el millonario propietario de Facebook, siguen recurriendo los tribunales europeos para dar explicaciones y pagan multas siderales para callar a sus detractores.
Los que diseñan la campaña de Alberto Fernández tienen una singular predilección por la redes sociales, y todo el peronismo parece descubrirlas. Muchos piden desesperadamente que se vitalicen ciertos materiales muy bien armados para pelear, en ese campo de batalla, contra el gobierno, que además de ser especialistas en estas lides, tienen a ejércitos de trolls pagados por el Estado, a su servicio.
Lo llamativo es que de tanto preocuparse por las redes sociales, muchos dirigentes se olvidaron que el Peronismo las inventó hace mucho tiempo. Los “influencers” de ahora el peronismo los tienen de hace mucho. Los llamaron “punteros”, “manzaneras”, “referentes”, “dirigentes barriales”, entre otras cosas.
Cuando un vecino tienen un problema porque no le alcanza para comer, o necesitan un
medicamento, o no tienen plata para velar a un familiar, recurren a ellos. Y ellos lo solucionan.
Muchos Municipios de la Provincia fueron desarmando esa red de vecinos a través de servicios mas impersonales como los 0-800, y así se perdió la cercanía y la confianza que tenían con su referente, alunizo que les creen porque es el que lleva soluciones.
Ahí está el secreto de la victoria. Va a ser muy tarde cuando nos pongamos a pensar que errores cometimos y porque, si gastamos tanta plata en las redes, no obtuvimos el resultado esperado.
El peronismo inventó las redes sociales. No las desaprovechen porque es ahí en donde está la diferencia.

Leave a Comment